Blog

Y esta vez se trata de una boda esperada. La de Andrea
Casiraghi con su novia de “toda la vida”, la heredera de la multimillonaria
fortuna, Tatiana Santo Domingo.

Tras alumbrar a su primer hijo Sacha, este verano, han hecho
 abuela primeriza a la Princesa Carolina
de Mónaco. La monarquía se perpetúa ya que cuando Andrea y Tatiana se casen,
este vástago pasará legítimamente a ocupar un puesto en la línea de sucesión al
trono monegasco tras su padre, Andrea Casiraghi, quien a pesar de ser igualmente
heredero en la línea de sucesión al trono monegasco en la actualidad, no
ostenta ningún título.
Lógicamente si el actual monarca, su tío abuelo, S.A.S. el
Príncipe Alberto tuviera hijos con su esposa Charlene, estos tendrían
preferencia sobre la línea hereditaria de S.A.R. la Princesa Carolina de
Hanóver, pero mientras no sea así, es la línea de la princesa quien ofrece
continuidad al principado.
Se comenta que el enlace tendrá lugar el 31 de agosto en
Mónaco. Lo que no se sabe aún es si se realizará una boda pomposa y abierta al
público, o se tratará de un acto privado limitado la a familia y amigos más
allegados. En breve tendremos más noticias, lo que ya sabemos es que las
invitaciones han sido enviadas y todos estaremos deseando ver a la hermana del
novio, Carlota Casiraghi, vestida elegantemente de premamá ya que espera su
primer hijo de su novio el actor Gad Elmaleh.

Desde Constanza Business & Protocol School damos la
enhorabuena a los novios y estaremos atentos a todos los detalles de su próximo
enlace matrimonial.

Ante un
verano cargadito de noticias en lo que a Casas Reales se refiere, si hay una
que nos llama poderosamente la atención es la relativa al traslado, que tendrá
lugar en septiembre, de la Infanta Cristina y sus cuatro hijos a Ginebra.
Miembros todos ellos de la Casa Real Española.

Sin su
marido y padre, la familia vuelve a viajar, esta vez para establecerse en
Suiza, donde la Infanta Cristina desempeñará las labores relativas a un nuevo
puesto de coordinación de programas del área internacional en la Fundación La Caixa,
entidad con la que colabora desde hace ya muchísimos años.
Los cuatro
hijos de la Infanta y el controvertido Duque de Palma, serán escolarizados en
un prestigioso colegio. Resulta altamente llamativo que en esta ocasión el
Duque no se establezca con su familia, y sin embargo se quede en España para
resolver el tema de su imputación en el ya famosísimo Caso Noos.

¿Casualidad
o estrategia? Todo apunta a que la Casa Real Española, necesita lavar su imagen
y para ello parece existir una estrategia en lo relativo al “yernísimo”, quien mancha
el nombre y la percepción que todos los españoles, monárquicos y no
monárquicos, tenemos acerca de nuestra Casa Real.

George Alexandre Louis, o traducido
a castellano, Jorge Alejandro Luis, ha sido el nombre elegido por los recién
estrenados papás, el Príncipe Guillermo y su esposa Catalina Middleton para su
primogénito, llamado a ser un día Rey.
Jorge, el primer nombre, es el que
se utilizará para tratar habitualmente al pequeño varón recién nacido, quien ya
se conoce como S.A.R. Príncipe Jorge de Cambridge. Cuando reine, tras su abuelo
Carlos, el actual Príncipe de Gales, y tras su padre, el actual Duque de
Cambridge, si ninguno de ellos dos toma el nombre antes que él, será conocido
como el Rey Jorge VII. Será el séptimo Rey Jorge del Reino Unido.
El primer Rey Jorge de la historia de Reino
Unido fue soberano en el siglo XVII, pero los reyes importantes y de los que el
pequeño recibe el nombre, son los de su tatara-tatara-abuelo, el Rey Jorge V, y
de su tatara-abuelo, el Rey Jorge VI. El Rey Jorge V dio nombre a la dinastía
de los Windsor, cambiando el de Saxo-Coburgo-Gotha, nombre de claros tintes
alemanes por el del famoso castillo en 1917, haciendo ver que la familia real
británica era ante todo, “británica” durante la I Guerra Mundial.  Por su parte, el Rey Jorge VI, conocido en
realidad por el sobrenombre de Bertie (Alberto), para reinar eligió su cuarto
nombre con la idea de dar una continuidad a la dinastía ante la abdicación de
su hermano, y fue quien guió al país durante la II Guerra Mundial.
El segundo nombre Alejandro, hace
honor a su bisabuela, la actual Reina Isabel II, cuyo nombre completo es
Elisabeth Alexandra Mary, en castellano Isabel Alejandra María. Los papás han
decidido utilizar este nombre, Alejandra, en versión masculina. Casualmente,
Alejandro es uno de los nombres favoritos de la madre del bebé, la Duquesa de
Cambridge.
Por último Luis, hace referencia a
Luis de Mountbatten, Primer Conde de Mountbatten y bisnieto de la Reina
Victoria. Personaje apreciado por la familia real, y cuyo nombre llevan más
miembros de la misma. Entre ellos como el mismísimo padre del bebé, actual
Duque de Cambridge: Guillermo Arturo Felipe Luís (William Arthur Philip Louis).

Desde Constanza Business &
Protocol School damos la bienvenida al mundo a Jorge Alejandro Luis. Un nombre
de peso que hace honor a la historia de los Windsor. El nombre de un rey.

Finalmente, tras días de especulación, de nervios, de
incidentes de mayor o menor gusto, la casa Real Británica publicó esta mañana a
las 8:30 horas de la mañana, la noticia de que la Duquesa de Cambridge,
acompañada por su marido, había ingresado en el Lindo Wing del hospital Saint
Mary de Londres.
“La Duquesa
de Cambridge ha sido admitida en el Hospital Saint Mary, en sus primeras etapas
del proceso de dar a luz. Para más actualizaciones siga la cuenta de Twitter de
Clarence House”.

Por increíble que parezca, a la hora del ingreso de S.A.R. la
Duquesa de Cambridge, alrededor de las seis y media de la mañana, caía una
lluvia tan fuerte que impidió que ninguna cámara de televisión, video o
fotografía inmortalizase el momento del ingreso de la duquesa. Eso, o que era
tan temprano, que no había nadie “oficialmente” trabajando a esas horas. Una
pena, porque sin duda esta instantánea hubiera protagonizado la portada de más
de una revista o periódico.
La próxima noticia que conoceremos ya directamente desde la Casa
Real Británica, será la del nacimiento del príncipe o princesa.
Desde Constanza Business & Protocol School  le deseamos a la Duquesa un proceso rápido y
que prontamente pueda abrazar y disfrutar de su Príncipe o Princesa de
Cambridge. Todos los interesados y seguidores de la Casa Real Británica
estaremos en vilo y pendientes de la noticia.

A fecha de hoy, supuestamente hace
seis días que la Duquesa de Cambridge salió de cuentas, y aún no ha

y noticias
acerca del nacimiento del bebé. Se esperaba que para el día 13 de julio,
conoceríamos al nuevo bebé real, sin embargo, no está siendo así. A decir
verdad, la Casa Real Británica nunca fue demasiado exacta al respecto (nunca lo
es), y tan sólo comentó en su día que el bebé nacería a mediados de julio del
año 2013. Debemos tener en cuenta que la popular Duquesa es primeriza, y como
tal, su bebé puede hacerse esperar.

Entre tanto, durante la espera,
tanto S.A.R. la Duquesa de Cambridge como su esposo esperan tranquilamente en la
que se conoce como “La Mansión de los Middleton”. Se trata de una mansión de
casi cinco millones de libras (cinco millones ochocientos mil euros, o siete
millones quinientos mil dólares), alejada del centro de Londres. El Duque de
Cambridge ha confiado a su familia política el cuidado de su esposa en estos
días tan delicados. Es conocedor del daño que la fortísima presión mediática
podría causar en la futura mamá, tal y como ocurrió con su madre la difunta
Diana de Gales.
Aún así, y a pesar de todo, el alto
número de policías y seguridad concentrada a las puertas de la mansión ha hecho
saltar todas las alarmas, y un buen número de periodistas y reporteros gráficos
se encuentran apostados a las puertas de la mansión. Esta misma mañana, la
cabeza de un perro se ha quedado encajada entre las verjas de la puerta de
seguridad, y los servicios sociales han sido avisados. Todos pensaron que se
trataba de Lupo, el perro de la Duquesa. Cuando los servicios sociales llegaron
a la mansión el perro ya había sido libertado, y desde Clarence House
publicaron una nota confirmando que el incidente no había sido protagonizado
por Lupo.
Entre tanto, y para amenizar la
espera, los dobles de la Duquesa y el Duque se personaron en el hospital
haciendo creer a todos que se trataba de los verdaderos protagonistas. Tras el
incidente se encontraba el tabloide The Sun, que lo único que consiguió fue
enfadar al resto de los medios de comunicación y molestar tremendamente a los
enfermos del hospital. Poca seriedad y falta de tacto ante una situación en
extremo delicada. Recordemos que en los comienzos del embarazo de  S.A.R. la Duquesa de Cambridge, un medio de
comunicación australiano fingió una situación que finalmente culminó con el
fallecimiento de una enfermera del hospital.
Los nervios y la expectación ante
el nacimiento del bebé real crecen por momentos, tanto es así que hay una
cámara permanente apostada frente a la puerta principal del Lindo Wing del
hospital Saint Mary. Puerta por la que se supone que ingresará la duquesa.

Resulta increíble la cantidad de
noticias que pueden surgir previas al evento del nacimiento. Desde Constanza
Business & Protocol School deseamos a los futuros papás una muy corta y
feliz espera.

En este convulso año 2013 en el que
hasta el Pontífice Benedicto XVI presentó su renuncia con la consiguiente
elección del nuevo Papa Francisco, el mundo de las monarquías también está
agitado.

Mientras que en Reino Unido
esperamos el nacimiento del bebé real, tercer heredero directo al trono
británico, hemos visto como S.M. la Reina Beatriz de los Países Bajos abdicaba
en su hijo, el Príncipe Guillermo, quien desde el 30 de abril ostenta el título
de Rey de los Países Bajos pasando a ser el soberano y Jefe de Estado del país.
Y lo hace acompañado de su esposa, la popular Máxima Zorreguieta, quien desde
este mismo día es la Reina Consorte de los holandeses.

Pues bien, lo que en Holanda viene
siendo una tradición, ya que en las últimas décadas las princesas heredaban el
trono mediante la abdicación de sus madres (recordemos que en el pequeño país
llevan tres generaciones seguidas de matriarcado), parece haberse contagiado al
país vecino, a la sede del corazón de la Unión Europea: Bélgica.

Alberto II, actual Rey de los
Belgas, quien llegó al trono de forma inesperada tras la repentina muerte de su
hermano mayor Balduino, abdica en su hijo. Lo hará el 21 de julio, día de la
Fiesta Nacional de Bélgica.
Ese entonces Príncipe de Lieja, que
decidió tomar el trono que con tanto cariño guardaba S.M. el Rey Balduino para
su sobrino Felipe, ahora lo cede, y lo cede a su heredero directo, cumpliendo
así, exactamente veinte años más tarde, la voluntad de su difunto hermano.
Cuánto le hubiera gustado a Balduino que Felipe hubiera sido su heredero
directo, sin embargo, su hermano se interpuso tras su fatal suerte, truncando
su deseo.

En realidad, Alberto era el primer
heredero en la línea de sucesión al trono de los Belgas, ya que su hermano
Balduino falleció sin descendencia, y aunque todos esperaban una abdicación en
su hijo, el Duque de Bravante, en aquel momento esta no se produjo. Curiosamente
hemos tenido que esperar veinte años para ver consumarse el hecho.

Casado con la guapa italiana, Paola
Ruffo di Calabria, con la que protagonizó cientos de portadas del papel couché,
desempeñó un buen reinado durante veinte años, y a pesar de las diferencias
entre flamencos y valones, Bélgica a día de hoy sigue siendo una, en gran parte
gracias a la unidad que aporta su soberano.

Enhorabuena por su decisión
Majestad, desde Constanza Business & Protocol School deseamos al Príncipe
Felipe y a su bella esposa Matilde una feliz entronización.

Si hay un país cuya corona se
caracterice por ser la cuna del respeto a las tradiciones y a su protocolo, sin
duda esta es la británica. No sin razón, el último Rey de Egipto,  mientras veía como se desmoronaba su
monarquía y como Egipto se convertía en una república afirmó: “Llegará un día
en que sólo queden cinco reyes en el mundo: Los cuatro de la baraja, y el Rey
de Inglaterra”.
Ante la inminente llegada del futuro
heredero a la corona británica, la Casa Real Británica ha compartido algunos
datos relativos al protocolo del nacimiento:
– No habrá
comunicación pública previa al nacimiento
. Sólo se harán dos comunicaciones
desde Palacio: En la primera sabremos cuando la Duquesa de Cambridge ingrese en
el hospital para dar a luz a su bebé. En la segunda sabremos ya directamente
que el bebé ha nacido y que la Duquesa está instalada en su habitación.
Durante estos días, el Príncipe
Guillermo,
Duque de Cambridge y futuro papá continúa prestando su servicio como
piloto de rescate Anglesey, al norte de Gales. Se ha confirmado que hay un
helicóptero apostado en los jardines de la finca donde vive con su esposa, y se
piensa que éste será el medio de transporte que utilice para desplazarse hasta
el hospital para el nacimiento. Desde Palacio han confirmado que él se costeará
el medio de transporte, sea este el que sea.
– Se espera que la Duquesa de
Cambridge
alumbre a su bebé de manera natural en uno de los seis paritorios de
los que consta el hospital Saint Mary de Londres. En uno de ellos también tuvo
a sus dos hijos la Princesa Diana de Gales. El consistorio de Westmister ha
prohibido aparcar en las inmediaciones del hospital con señales que dicen:
EVENTO S0601867.
– Para cumplir con la tradición,
será el padre del bebé, el Príncipe Guillermo, quien comunique personalmente a
su abuela, S.M. la Reina Isabel II, el nacimiento del bebé. La secretaria
privada de los Duques de Cambridge notificará la buena nueva al Primer Ministro
británico, el Arzobispo de Canterbury y otros VIPS.
Oficiales de Palacio enviarán
mensajes
a los primeros ministros de los 54 países que conforman la
Mancomunidad Británica de Naciones, o Commonwealth, así como a los Primeros
Ministros de Escocia, Gales y el Norte de Irlanda.
A la misma hora, y para demostrar
su participación en la modernidad y en las nuevas tecnologías, se publicará un
breve anuncio en la red social Twitter.
A continuación un ayudante real
llevará un boletín firmado por el equipo médico que asistió a la duquesa, al
conductor de un coche oficial que estará esperando fuera del hospital.
El coche
se dirigirá al Palacio de Buckingham,
donde el anuncio del nacimiento se
publicará en un caballete dorado a las puertas del mismo para conocimiento
del público. Los datos que contendrá serán el sexo del bebé, su peso y la fecha
del nacimiento. Como anécdota podemos comentar que cuando el Príncipe Guillermo
nació ya se utilizó este mismo caballete.
– Se realizará un saludo de 41
salvas en Hyde Park
como anuncio del suceso.
– Es de todos conocido que la
pareja no quiere conocer de antemano el sexo del bebé
que esperan, y por lo
tanto tampoco sabemos el nombre. Todos estaremos expectantes con respecto al
nombre del bebé, pero éste no será anunciado hasta unos días más tarde. Cuando
nació el Príncipe Guillermo en 1982, su nombre no se anunció hasta una semana
más tarde, aunque ya sabemos que ostentará el título y tratamiento de Su Alteza
Real el Príncipe o Princesa de Cambridge.
El Príncipe Guillermo ha
anunciado que
disfrutará de una baja de partenidad de quince días.
– Las casas de apuestas británicas
están igualmente de enhorabuena
, ya que han recaudado pingües beneficios ante
la fiebre del “bebé real”.
Desde Constanza Business &
Protocol School, agradecemos a la Corona Británica su respeto y seguimiento a
sus tradiciones. En un mundo cambiante en el que la rapidez y los cambios son
la nota predominante, el arraigo y la tradición son dignos de alabanza.

El Palacio de Buckingham ha
anunciado hoy que el hijo o hija de los Duques de Cambridge ostentará el título
de Príncipe o Princesa de Cambridge, y el tratamiento de Alteza Real.

Cuando nazca el tan esperado bebé,
será el tercero en la línea de sucesión al trono británico, tras su abuelo (el
Príncipe Carlos, Príncipe de Gales) y  su
padre (el Príncipe Guillermo, Duque de Cambridge).

En palabras del portavoz de
palacio: “El hijo o hija de la pareja real, será conocido oficialmente como Su
Alteza Real el Príncipe o la Princesa de Cambridge”.
No se trata de un título de nueva
creación. Si no que ha sido rescatado de generaciones anteriores.
En Cambridge están encantados con
la noticia, y el mismísimo alcalde la ha recibido con gran alegría, comentando
que “Es un gran honor, y estoy seguro de que los habitantes de Cambridge lo
apreciarán enormemente”. También ha dicho “Creo que es encantador mantener este
vínculo tan cercano a la familia real. Pienso que cualquier factor que ayude a
Cambridge ante los ojos del público es algo bueno, ya que dependemos del
turismo”.
La Duquesa de Cambridge saldrá de
cuentas el 13 de julio, según se anunció desde palacio, así que en breve
conoceremos el sexo del nuevo miembro de la familia real británica y heredero
en tercer puesto a la corona. El bebé nacerá en el Hospital de Saint Mary (Santa
María), en el barrio de Paddington, en Londres.

Desde Constanza Business & Protocol School estamos deseando dar la enhorabuena a los futuros papás.