El Santiago Bernabéu, un estadio Champions

El Real Madrid es un equipo
Champions, y es que este enorme equipo y su magnífico presidente por aquel
entonces D. Santiago Bernabéu, colaboraron en la creación de la Copa de Europa, el germen de lo
que hoy conocemos como Champions League, el torneo de clubes más importante del
mundo.

Pues bien, parece que la moda de
renombrar estadios a golpe de talonario, ha llegado a la liga española y, cómo
no, su estadio en cuanto a títulos ganados, trofeos disputados e imagen de
marca, el estadio Santiago Bernabéu, donde juega el mejor equipo de fútbol del
s. XX, está recibiendo jugosas ofertas para ponerle apellido a
tan laureado estadio.
Pero ¿qué apellido llevaría? Se
barajan tres opciones:
 *
Santiago Bernabéu Fly Emirates
 *
Santiago Bernabéu Audi
 *
Santiago Bernabéu Microsoft

Las cifras que ha ofrecido cada
uno, aún no las sabemos, pero veamos qué está sucediendo en otros casos para
hacernos una idea:
TABLA 1

Comparación de coste de patrocinio de estadios a nivel mundial, en
Nueva York, Manchester y Múnich



*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes del Diario
Expansión

Como se puede observar, las
diferencias son muy grandes entre los diferentes ejemplos comentados, y parece
no haber una regla fija en cuanto al coste de patrocinar un estadio. Sin embargo,
las variables por regla general, a considerar son las siguientes:

1.- Ciudad
2.- Deporte
3.- Público objetivo
4.- Equipo al que pertenece el
estadio
5.- Reconocimiento de marca del
propio estadio
Si se analiza el caso del Real
Madrid, seguramente lo único que penalice sea la ciudad, mucho menos comercial
que Nueva York, aunque desde luego, con mucho más reconocimiento turístico que
Múnich o que Manchester. Eso sí, en el resto de variables, es absolutamente imbatible. Analicémoslas:
* Deporte: el fútbol es el
deporte con el mayor número de seguidores a nivel mundial, sobre todo en Asia y América, los
dos continentes más poblados del mundo y con mayor
potencial de crecimiento.
* Público objetivo: con lo
comentado anteriormente, queda claro que, si se desea tener una marca de
reconocimiento mundial, tiene sentido patrocinar un gran equipo de fútbol, como
es el caso del Real Madrid.
* Equipo: el Real Madrid es una
de las marcas más reconocidas del mundo.
* El propio estadio: el Santiago
Bernabéu es uno de los estadios más famosos del mundo.
Parece por tanto que las cifras
que maneje el Real Madrid para el patrocinio de su estadio sean sencillamente,
astronómicas, como no podía ser de otra manera.

Infinity acelera al ritmo de Audi, Mercedes y BMW

Nissan lo tiene muy claro,
Infinity se ha hecho mayor y, aunque su volumen de producción no es tan
elevado como los reyes del sector de los automóviles de gama alta, los alemanes
Audi, Mercedes y BMW, ha llegado el momento de hacerles frente y de tratarse de
tú a tú.
¿Cómo piensan hacerlo? La tabla 1
responde, en parte, a esta pregunta.

TABLA 1

Planes de
producción de Infinity, 2012 – 
2019


*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes del Diario
Expansión
Veamos las cifras por un momento.
Infinity pretende tener un crecimiento en sus ventas del 191% en apenas cinco
años, es decir, de un 38% de media anual ¿es posible? Consideran que lo
lograrán debido a su posicionamiento… ¿Y cuál es este? Los japoneses creen
que tienen hueco, ya que se dirigen a un público más “apasionado y
provocador”. Nuestra pregunta es ¿qué quiere decir eso exactamente?
Además, creemos que se han olvidado de Lexus, que lo está haciendo de
maravilla, sobre todo en mercados durísimos como el de EEUU o los grandes de la
Unión Europea, donde han hecho un buenísimo trabajo los últimos años.
El producto que debe darlo todo y
lograr la mayor parte de las ventas es el nuevo Q50, que deberá competir con
modelos con una enorme implantación, el A4 de Audi, otro fortísimo competidor,
el Serie 3 de BMW y un auténtico clasicazo, el Clase C de Mercedes. La
previsión es que en Europa, el 70% de las ventas vengan a través del mencionado
Q50.
Ya veremos qué ocurre. Sin duda,
Infiniti son muy buenos coches, pero compiten con cuatro gigantes, Audi,
Mercedes, BMW y Lexus… Desde luego, no lo tendrán fácil. Desde Constanza
Business & Protocol School, estaremos 
al tanto de lo que ocurra en este interesantísimo y durísimo mercado. 

¿Qué ha pasado en Panrico?

Panrico ha pasado, de ser una
perita en dulce en el año 2005, a ser un verdadero problema empresarial en el
año 2013. Pero ¿cómo ha podido pasar esto? Lo cierto es que este es un caso
para echarse a temblar. Hay que recordar que en el año 2005, un fondo llamado
Apax Partners llegó a ofrecer al Consejo de la empresa nada más y nada menos
que 880 millones de euros para hacerse con su control… Es evidente que la
borrachera de liquidez que vivió la economía española entre los años 1997 y
2007, ha terminado… Ahora estamos con una buena resaca, que dura ya 5 años,
y aunque parece que el tema mejora, eso sí, muy lentamente, aún quedan meses
para que se note en la economía, ¿cuánto? En nuestra modesta opinión, no menos
de 18 meses, y estamos en octubre de 2013, así que, paciencia tanto para
profesionales como para empresas e inversores, que aún queda tiempo para aguantar y
también para invertir.
Para aquellos que no conozcan a
esta mítica empresa española, adjuntamos una breve ficha de este coloso de la
alimentación:

IMAGEN 1


Ficha técnica de la compañía Panrico

*Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes del Diario ABC
Panrico es una empresa que para
muchos españoles es un auténtico clásico, algo que nos ha acompañado desde bien
pequeños y que hoy, tiene muy difícil solución. En estos momentos cuenta con
seis fábricas diseminadas por España: en Barcelona, Madrid, Valladolid,
Zaragoza, Córdoba y Murcia. Pero, ¿Cómo es posible que una empresa que hasta
hace no tanto era estudiada en escuelas de negocios como paradigma del
crecimiento sostenido y del buen hacer, haya llegado a este punto? No son pocos
los que apuntan que quiso crecer demasiado rápido, pasando de ser una empresa
familiar a un coloso multinacional que ha acabado devorado por las ambiciones
de sus nuevos dueños. Sea como fuere, a las empresas de alimentación en España,
les ha sucedido lo siguiente desde que llegara la crisis financiera a España,
en septiembre de 2008, y decidiera quedarse durante un buen tiempo:
1º.- Caída en picado del consumo
de las familias españolas, generando un fuerte cambio de tendencia de consumo y siendo la marca blanca, una de las opciones de compra principales, algo que, en
el caso de Panrico le ha triturado la cuenta de resultados.

2º.- Subidas de impuestos, tanto
a las empresas como a sus clientes, que se traduce en nuevas caídas en ventas y
en menor retorno neto de las mismas.
3º.- Subida de los costes de
producción, por dos vías:
* Subida de los precios de la energía en España, sobre todo la electricidad que ha
hecho mella en las cuentas de
resultados tanto de empresas (reducción de márgenes), como de las familias (con la consiguiente
bajada, una vez más del consumo, que afecta   negativamente
a las ventas).
*
Subida de los precios de las materias primas, sobre todo cereal, ya que los países emergentes son
enormes en población, y la demanda aumenta aumentando su valor.
La consecuencia es que las ventas
caen, y los márgenes también, todo ello en un sector, la alimentación, con
márgenes muy reducidos en los que es vital un alto volumen de ventas. 
Veamos,
en la siguiente tabla, la evolución de las mismas para Panrico en los últimos
años:

TABLA 1

Evolución de las ventas de Panrico, 2008 – 2012
Ejercicio
Ventas
2008
458
2009
405
2010
379
2011
350
2012
318
Fuente: elaboración propia a partir de datos procedentes del Diario ABC
Nota: cifras en millones de euros.
La caída de la cifra de ventas
entre los años 2008 y 2012 ha sido de aproximadamente el 31%, es decir, algo
más del 6% de descenso medio anual. Por desgracia, como comentábamos, con un
coste estructural elevadísimo y unos márgenes estrechos que siguen achatándose o se encuentra otro mercado, y rápido, en el que vender mucho, o es muy
difícil evitar una situación verdaderamente complicada.
Por lo pronto, la Dirección ha
propuesto un ERE del 50% de la plantilla (reduciendo costes salariales
corrientes a la mitad), y para los que se queden, una reducción del sueldo de
entre el 35% y el 40% (otro ahorro más que
considerable). Estas medidas muestran que la Dirección tiene algo muy claro: “el mercado español para bollería y pan de molde, al menos de marca, no se va a
recuperar en el medio plazo, y los efectos positivos en la cuenta de
resultados, han de venir por ajustes en líneas de costes que suponen gasto
corriente que la empresa no se puede permitir…”. La peor conclusión a la que
cualquier equipo de dirección puede llegar…
Desde aquí, deseamos lo mejor a
Panrico, y a todos aquellos que conforman la empresa. Esperamos seguir
desayunando Donuts por mucho tiempo.

Bill Gates y Esther Koplowitz, la pareja de moda

Parece que las constructoras
españolas no están tan mal como pudiera parecer, al menos las que se dedican a
las infraestructuras. Bill Gates se ha convertido en el segundo mayor
accionista de FCC con una participación del 6%, la primera accionista sigue
siendo Esther Koplowitz con un 53,9%.
¿Cuál ha sido el efecto en el
valor de las acciones? El precio de las acciones se ha disparado, hasta tal
punto que ha sido necesario generar un retraso de hasta 20 minutos en el valor
de cotización, ya que se ha dado una verdadera avalancha de órdenes de compra.
Los títulos de FCC comenzaron la sesión del martes 22 de octubre, con una
subida del 13%. Esto supone que Bill Gates, mientras dormía, veía como el valor
de paquete de acciones subía de los 113,5 millones de euros hasta los 128,25…
No está nada mal, teniendo en cuenta que el Sr. Gates compró el viernes.

De Bill Gates se podrán decir
muchas cosas, pero, lo que parece claro es que de negocios sabe, de la nada se
ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo, y la empresa que creó,
microsoft, es un ejemplo a seguir para muchas otras. Es una muy buena noticia
para la economía española tener el respaldo de un gran inversor como Bill
Gates. 
Parece que es cierto eso de que puede que la tendencia esté empezando a
cambiar para España, aunque para que tenga efecto en la economía real, habrá
que esperar aún un tiempo.